Carlos Santamaría Ochoa Opinión

El derecho de todos… Entre Nos Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos

Por Carlos Santamaría Ochoa

El derecho de todos

Actitudes populistas como las que nos inundarán por seis años en México no son precisamente lo mejor. Ese viejo y trillado eslogan de “primero los pobres” que maneja el gobierno es una falacia, porque de todos es sabida la opulencia en que viven nuestros funcionarios, y las migajas que proporcionan a quienes no han tenido la fortuna de contar con un patrimonio.

Cuando se llevó a cabo el cierre unilateral de la calle Hidalgo, el alcalde de Victoria enarboló una bandera tipo lopezobradorista, argumentando que serán “primero los peatones”, y en una foto falsa, por no decir más, y con un taladro puso un mensaje alusivo a ello.

Nada hay más equivocado que pensar en “solo” los pobres o “solo” los pudientes. Entendamos que la calle Hidalgo es un patrimonio de TODOS los victorenses y parte de los que nos visitan: no es propiedad de los que viven o trabajan ahí, y todos tenemos el mismo derecho sobre nuestras calles y avenidas. El populismo que nos invade es enfermizo, burdo, torpe e ilógico.

¿Sabe usted cuántos vehículos hay en Victoria? ¿Se atreve a pensar que la ciudad es solo del peatón?

Entendemos entonces que los que no caminamos por la razón que guste -enfermedad, gusto o antojo- no tenemos prioridad en un gobierno que llegó por un hartazgo, hoy, mal entendido, pero que los llevó a ocupar el edificio del 17 Hidalgo, y ahora se olvidan de las necesidades ciudadanas, dando lugar a sus caprichos y actitudes, insistimos, populistas, que a nada nos van a llevar.

Los victorenses, lejos de ver al alcalde bailando con Celso Piña o en sus clase de zumba, queremos calles en buen estado.

El grave problema de los “políticos” e hoy en día es que deben sacarse la foto para justificar su labor, y dan más importancia a un grotesco y gigantesco cheque, a un moño monumental que a la obra en sí. Lo vemos en cada acto, donde es más importante que vaya a encabezarla que el resultado de ella misma.

El alcalde y sus colaboradores tienen derecho a hacer con su tiempo y vida lo que les venga en gana sin darnos cuenta: son nuestros servidores, no nuestros esclavos, pero tampoco tenemos que aguantar sus caprichos y decisiones equivocadas.

Suponemos que debe haber aunque sea una persona en el gabinete que, en un ataque de cordura le diga que lo que decide es inadecuado, y es de humanos rectificar: no se va a hacer menos importante o menos autoridad si rectifica.

Tan importantes son los peatones como los automovilistas. El error de muchas de nuestras autoridades es que en un populismo la entendido dan prioridad a ciertos grupos como son los peatones, los pobres, los que no pueden andar y demás, olvidándose del resto.

El columnista no recuerda que en la boleta electoral dijera si había que especificar a qué grupo marginado, social o exclusivo pertenecía el votante, por ende, todos fuimos igual de importantes o no, así que, hoy, lo menos que debe hacer es dar la importancia debida a todos.

Alguien debe decirle a las autoridades municipales que se deben a nosotros y están para servirnos, que bajen de su pedestal y se den ese baño de pueblo que debieran tener a diario.

Que no se olviden de sus recorridos de campaña. Muchos de ellos no saben lo que es ver el montó de basura frente a su casa o vivir en una calle olvidada por Dios y los postes de alumbrado o vivir sin tener agua potable durante el día: no saben lo que es vivir en una ciudad con agentes de tránsito que únicamente vigilan para infraccionar y no ayudan en los congestionamientos, y no saben lo que es padecer esas calles totalmente destruidas.

Muchos de ellos ya se olvidaron lo que es ser victorense normal, sin ser un privilegiado peatón o parte de ese grupo social que tiene prebendas singulares. Muchos de ellos se olvidaron de por qué y por quién llegaron a un mal llamado poder.

Comentarios: columna.entre.nos@gmail.com

Related posts

ENTRE CELSO Y LOS PARTIDOS EL FRANCOTIRADOR

admin

NUEVO DIÁLOGO FISCAL EL FRANCOTIRADOR

admin

¡NO AL SAQUEO! EL FRANCOTIRADOR

admin

Leave a Comment